Universidad del Valle de México Coyoacán

Asesoría de procesos y habilidades  de  construcción de equipos

Los equipos no son exitosos por casualidad. De hecho, la mayoría de los problemas que tienen que enfrentar los equipos no solo son predecibles sino también prevenibles. Para ponerlo en términos sencillos, usted puede atajar la mayoría de los problemas que se le suelen presentar a un equipo invirtiendo un gran esfuerzo en la selección de los miembros del equipo y la definición del propósito del mismo y realizando un análisis exhaustivo y realista de los problemas que su equipo va a enfrentar.

Hacer las cosas bien desde el principio incrementa sustancialmente las probabilidades de que su equipo no solamente trabaje bien como un grupo cohesionado, sino – lo más importante de todo – que cumpla con la tarea para la cual fue constituido. Se trata de una proposición que puede ser difícil de ejecutar, especialmente en las situaciones en las que muchos de nosotros nos vemos forzados a trabajar. Sin embargo, resuelva de manera acertada las cinco áreas críticas que se mencionan a continuación y habrá avanzado un gran trecho en crear un equipo y lograr que se mantenga unido.

Definir claramente el rumbo. Un sentido de propósito común une a los miembros de un equipo y les ofrece un contexto dentro del cual pueden entender el funcionamiento del equipo y el importante papel que cumplen sus contribuciones.

Generar apoyo institucional. Los equipos son más productivos cuando cuentan con el apoyo explícito de su organización y tienen acceso a recursos para respaldar sus esfuerzos. Asegúrese de acordar dicho apoyo desde el inicio, ya sea con su superior directo o con la oficina principal.

Recuerde que la mayoría de los equipos necesita desempeñarse bien en las siguientes destrezas: análisis + escucha + pensamiento estratégico + logística + solución de discrepancias + egociación
+ solución de problemas + creatividad + facilitación + entender a la organización "real".
Cerciórese de que estas destrezas estén presentes cuando conforme su equipo

Crear una estructura que empodere a los miembros del equipo. Tener expectativas comunes, identificar y organizar los recursos; idear formas en que todo el equipo pueda desempeñar su trabajo de la mejor manera posible.

Identificar relaciones clave. Establezca relaciones con personas individuales, otros equipos y toda la organización si tiene que hacerlo. Obtenga el mejor acceso posible a los recursos que necesita para su equipo.

Monitorear los factores externos. Recolectar y analizar información sobre las circunstancias del entorno externo que podrían afectar los objetivos de su equipo le permitirá hacer ajustes rápidamente – posiblemente previniendo los problemas antes que se desaten.

Un último detalle: Cuando los equipos han dejado de trabajar bien juntos, esto a menudo se debe a que sus miembros tienen ideas distintas, contradictorias, con respecto a la misión del equipo y los resultados que se esperan de ellos. No olvide que un equipo efectivo empieza y termina con un propósito claramente definido.

El propósito no especifica la forma en que el equipo llevará a cabo su trabajo, pero sí explica cuál se supone que debe ser el resultado final. Cerciórate de que el equipo reúna estos requisitos básicos y tendrás la fórmula para desarrollar equipos altamente exitosos donde quiera que te encuentres. Una fórmula que puede ser repetida una y otra vez

 

©Derechos reservados "Apuntes Científicos" 2011 - 2012