LA ENERGÍA Y SUS TRANSFORMACIONES

La energía es una magnitud que indica la capacidad de un cuerpo para realizar un trabajo, y se manifiesta cuando se producen transformaciones de la misma. La energía, aun siendo única se puede presentar en la naturaleza bajo diversas formas, capaces de transformarse unas en otras cumpliendo una ley fundamental, la ley de la conservación de la energía.

La energía ni se crea ni se destruye, sino que se transforma de una forma de energía a otra u otras.

Un ejemplo de estas transformaciones es el encendido de una bombilla, cuando accionamos un interruptor, la energía eléctrica llega al filamento incandescente de la bombilla, lo calienta (energía calorífica) y este emite luz (energía luminosa). De modo que la energía eléctrica se ha transformado en energía calorífica y luminosa. Algunas formas en las que la energía se manifiesta en la naturaleza son:

Energía Cinética: asociada a la materia en movimiento.
Energía Potencial: asociada a la posición de la materia.
Energía Mecánica: asociada a la interacción de los cuerpos.
Energía Térmica: energía interna de la materia.
Energía Eléctrica: asociada al movimiento de los electrones.
Energía Luminosa: asociada a la luz.
Energía Sonora: asociada al sonido.
Energía Química: asociada al enlace químico.
Energía Electromagnética: asociada a campos electroestáticos, campos mágneticos o corrientes eléctricas.